5 errores comunes que puedes evitar al hacer tus campañas en YouTube

Youtube es una gran plataforma para lanzar productos o servicios a nuevas audiencias. De hecho, esta plataforma tiene un alcance aproximado de 2 mil millones de usuarios activos, alrededor del mundo. Sin embargo, si deseas usar YouTube para tus campañas, existen algunas pautas que debes tener en cuenta para optimizar tu presupuesto y tus esfuerzos. 

Incluso los anunciantes más experimentados cometen errores. Es por eso que he compilado algunos de los más comunes, para que puedas anticiparlos y los evites en la medida que te sea posible. 

  1. Segmentar la audiencia errónea

Muchos anunciantes cometen el error de no segmentar correctamente al público al que se quieren comunicar. Esto conlleva a un bajo rendimiento en sus canales de YouTube y una baja tasa de interacciones. Por eso, si notas que el desempeño de tu canal no es el esperado y consideras que la calidad de tu contenido es la adecuada, el problema puede estar en la segmentación de tu audiencia. 

Es muy común ver emprendedores que están tan enamorados de su producto, que consideran que todo el mundo lo podría comprar y que se adapta a todo público. Sin embargo, la realidad nos dice que no siempre es así. 

Por eso, una excelente de identificar la audiencia que en realidad está interesada en un producto, es a través de un análisis de competencia, ya que esta es una de las mejores maneras de saber si el público que elegiste es el adecuado para tu marca. 

Evalúa quiénes son tus competidores y quiénes son los miembros de tu público objetivo. Lo más probable es que si logras encontrar a la audiencia correcta, veas un excelente desempeño en tus campañas. 

Además de analizar a tus competidores, también es muy útil que realices un análisis de lo que buscan los usuarios a través de YouTube. Para obtener esta información, puedes escribir varias consultas que coincidan con la intención de los usuarios de la audiencia a la cual te diriges y luego consultar los detalles demográficos de los usuarios que ven esos videos. 

  1. No tener una estrategia clara

Para muchos anunciantes, es evidente que tienen que hacer una campaña en YouTube o alguna otra plataforma, sin embargo en muchos casos no saben bien por qué. No tener una estrategia clara es un error muy común y en ocasiones el enfoque es puesto meramente en la pieza de video y se obvia la creación de un plan de promoción bien estructurado. 

Ten presente que no es recomendable que te bases únicamente en tu intuición al promocionar tus videos en YouTube. Por el contrario te recomiendo que diseñes un plan, lo más estructurado posible, para que logres una campaña exitosa. 

Una de las formas de evitar esta situación es desarrollando tu estrategia antes de subir cualquier video a YouTube. De esta forma tendrás más herramientas para saber qué funciona y que corresponde al crear tu contenido y no esperar que funcione sin razones de peso. Para ello, puedes crear una estructura de objetivos claros, con los que puedas medir el rendimiento de tus campañas. De igual forma, debes desarrollar un plan de contenidos que incluya información detallada del rol que ocupa YouTube como parte de la mezcla de esfuerzos de marketing de tu marca. 

  1. Hacer seguimiento de métricas poco relevantes

Así como es importante que tengas claros cuáles son los objetivos de tu campaña de YouTube desde el inicio, también lo son el tipo de métricas que vas a evaluar a lo largo de tu medición. Enfocarse meramente en obtener visualizaciones, comentarios y me gustas, es una trampa en la que caen muchos anunciantes, en lugar de evaluar indicadores acordes a su plan y objetivos. Esto puede generar que no aproveches tu presupuesto al máximo y lo peor, que el esfuerzo que pusiste en la creación de tu video, no obtenga su beneficio. 

Es cierto que las interacciones de los usuarios son métricas importantes, sin embargo son relevantes siempre que se midan en función del gusto de tu audiencia hacia el mensaje que estás brindando. A continuación te presento algunas métricas que valen la pena tener en cuenta a la hora de medir el rendimiento de tus esfuerzos en YouTube. 

Tasa de conversión: Este indicador es casi obligatorio a la hora de realizar mediciones. Si tus esfuerzos de YouTube tienen animaciones para promover un producto o negocio, la tasa de conversión es la métrica que más te va a acompañar.

Duración promedio: El número total de visualizaciones puede ser un valor que no te dice toda la verdad. Por ejemplo, de 100 personas que ven un video, solo 10 pueden haberlo visto hasta el final. Por eso es importante medir la duración promedio de visualizaciones. Para obtener este valor debes tomar el tiempo total de visualización de tu video de YouTube y dividirlo por el número de reproducciones y re-reproducciones. Este indicador te ayudará a tener la mejor estimación de qué tan buen rendimiento están teniendo tus videos.  

Proporción de visitas por suscriptor: Si tu objetivo es hacer crecer tu canal con promociones, no deberías preocuparte por la cantidad de visualizaciones que tienes en general. En su lugar, debes mirar la tasa de visitas por suscriptor. Por ejemplo, si un video que promocionas está teniendo muchas visualizaciones, pero ninguno de los usuarios se suscribe a tu canal, no estás teniendo un buen desempeño. Una buena proporción de visitas por suscriptor es de entre el 8% y el 12%, por lo que si tienes menos que esto significa que aún tienes margen para optimizar. 

Fuente del tráfico: Tener presente de dónde vienen los usuarios que vieron tus videos no contribuye directamente con tus esfuerzos de comunicación. Sin embargo, puedes obtener información muy interesante sobre tu audiencia. Seguir tus fuentes de tráfico te ayudarán a entender qué promociones entregan mejores resultados. 

  1. Valorar la optimización de YouTube por encima de la calidad del contenido

Muchos anunciantes cargan un video a YouTube y al ver que el rendimiento general de las visualizaciones fue bajo, se enfoca exclusivamente en ver cómo optimizar desde la plataforma, a través de palabras clave o la metadata. Sin embargo, la optimización de YouTube es tan solo un multiplicador de la calidad de tu video. Si la calidad es baja o el contenido no es entretenido, la optimización no será de mucha ayuda. 

Si bien la optimización puede generar gran impacto en el rendimiento de tu canal, existe una condición. Tu contenido debe ser de muy buena calidad. Por eso te recomiendo que te enfoques primero en este aspecto y no confíes únicamente en la optimización de la herramienta. 

Si aún no estás seguro de cómo empezar tu viaje hacia una mejor calidad en tu contenido, te recomiendo que te capacites en esta área lo antes posible para que logres un mejor resultado de tus videos. 

  1. Escribir títulos para mejorar el SEO

En ocasiones los especialistas en SEO se enfocan excesivamente en escribir los títulos perfectos para posicionar correctamente un video y en el camino descuidan lo que el usuario necesita leer para conocer más sobre el contenido. Este enfoque puede significar un problema si el texto no es lo suficientemente atractivo o interesante para que los usuarios hagan clic en el video. 

La tasa de clics puede tener un impacto importante en el rendimiento de tu canal de YouTube y generar más impacto que cualquier beneficio de SEO, por eso te recomiendo que pienses tus titulares en función del usuario. Si deseas crear tus títulos estratégicamente, asegúrate de escribir la parte que es visible pensando en que sea atractiva para tu audiencia y el resto pensando en función del SEO. Recuerda que hacer que los usuarios se interesen en tu video tiene mucho más valor que cualquier esfuerzo de SEO. 

Estos 5 errores se pueden presentar incluso en las campañas mejor implementadas, por lo que saberlos de antemano te ahorrará varios dolores de cabeza y te ayudará a mejorar sustancialmente el rendimiento de tus campañas.  

Share your thoughts

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.