3 Métricas de SEO para tener en cuenta

Las estadísticas de tu sitio te proveen de mucha información gracias al código de seguimiento de tu sitio. El problema es que mucha de esta información puede ser extensa lo que puede llevarte a medir algunos indicadores de forma superficial o errónea. 

El mundo de los rankings de sitios web es muy cambiante y complejo. SEO es uno de los aspectos que puede darte más carga de trabajo en el mantenimiento de tu sitio. Esto ocurre porque no es una ciencia exacta y existen múltiples variables que pueden hacer subir o bajar la posición de tu sitio. 

Hoy te mostraré 3 métricas de SEO que deberías ver de otra manera para obtener el máximo provecho de la información de tu sitio. 

El tráfico de tu sitio web

La mayoría de la gente va a Google Analytics para ver cuánto tráfico tiene su sitio a diario y se detiene ahí. El número de visitantes de tu página es una de las métricas que muchos usan para compararse con otros sitios. Sin embargo esta es una medición que no dice mucho por sí misma. 

Solo porque un sitio web tiene 10 veces más tráfico que otro, no significa que lo mismo ocurra con sus ingresos. Un sitio con “poco” tráfico puede ser mucho más rentable que otro con millones de visitas. 

Lo que necesitas preguntarte es si el tráfico que ingresa en tu sitio ha cumplido su cometido, por ejemplo: Realizar una acción determinada, adquirir un producto, dejar un comentario, suscribirse a una lista de email, etc. 

Si ingresas a Google Analytics únicamente para ver el número general de visitantes de tu sitio web, estás desaprovechando otra información muy valiosa. Si por el contrario vas un poco más allá y comparas periódicamente métricas como la cantidad de usuarios, nuevos usuarios, sesiones, número de sesiones por usuario, páginas vistas y páginas por sesión, vas a obtener resultados más interesantes. 

Existen casos en los que aparecen tendencias negativas en las estadísticas de tus páginas, lo que podría hacerte pensar que estás haciendo las cosas mal. Sin embargo, las tendencias pueden darte información parcial y no tomar en cuenta eventos como la pandemia para explicar una baja en el tráfico.

Ten presente que focalizarse únicamente en el tráfico de tu sitio no es un indicador de peso por sí solo, por lo que te recomiendo que abordes esta métrica en conjunto con las demás para saber si están en efecto, llevándote hacia tu objetivo final. 

Tasa de rebote

Otra métrica que tiende a desanimar a muchos administradores de sitios web es la tasa de rebote. Esta dimensión se refiere al porcentaje de visitantes que abandonó tu sitio al visitar una sola página. Si un visitante ingresa orgánicamente a una de tus páginas para leer una publicación de tu blog y luego abandona tu sitio, tienes un rebote. Sin embargo, tu publicación fue leída de principio a fin, por lo que no es una métrica negativa en este caso, ya que se logró el objetivo. 

La cantidad de información que ofrece la tasa de rebote es altamente debatible. Además, dependiendo del tipo de página que tengas, la tasa de rebote varía ampliamente. Para blogs puedes llegar a tener una tasa de rebote del 80%, mientras que para una tienda online este mismo porcentaje puede ser mucho menor. 

De igual forma, el que un usuario abandone tu sitio no quiere decir que no ingresará nuevamente en el futuro. Un gran número de lectores de un blog puede ingresar a un sitio apenas se realiza la publicación, lo que ocasionará una gran tasa de rebote simultáneamente. Sin embargo muchos de esos lectores pueden ser visitantes regulares que regresarán más adelante ya sea por aquella y otra publicación. 

Si tu sitio web funciona en cuanto a ganancia monetaria se refiere, la tasa de rebote no debería ser una complicación a simple vista. Por el contrario, poner atención a esta métrica en esta situación podría llegar a confundirte si le das un nivel de importancia desproporcionado. Además, muchas de las técnicas que puedes encontrar en la web para reducir esta tasa de rebote, no son más que trucos para engañar a las herramientas de medición de analytics. Te recomiendo que las evites y te enfoques en lo que realmente importa. 

Cantidad de conversiones

En la mayoría de las herramientas de analytics puedes definir en qué momento ocurre una conversión. Esto quiere decir que puedes configurar la plataforma para medir cuando un visitante realiza una acción específica que es importante para ti, cómo realizar la compra de un producto en tu tienda. 

Sin embargo, ver únicamente la cantidad de conversiones que ocurren en tu sitio para un periodo de tiempo, es una manera errónea de ver esta métrica. Este número te está diciendo solo parte de la historia. 

Supongamos que 3 visitantes realizan una compra el día de hoy, pero ayer tuviste 6 ventas, ¿esto querría decir que tu sitio está funcionando hoy peor que ayer? No necesariamente. Si los productos vendidos hoy son más caros que los vendidos ayer, o si el margen de los productos de hoy es mayor que los de ayer, la cantidad de conversiones te está dando una fotografía incompleta del rendimiento de tu sitio. 

De igual manera, las conversiones pueden ser extremadamente diferentes, como por ejemplo hacer clic en un enlace o completar un formulario. Estos eventos no te están generando ningún ingreso inmediato, lo que significa que puedes tener muchas “conversiones” pero no obtener ninguna ganancia. 

¿Qué vale la pena medir?

Si hay algún evento que valga la pena medir en un sitio web, es la tasa de conversión. Esta métrica es el porcentaje de visitantes que finalmente tomaron alguna acción que querías que hicieran. 

Si por ejemplo tienes un local, debes saber qué porcentaje de tus visitantes realiza una compra. Si el objetivo de tu sitio web es visitar una página en particular, debes saber cuál es el porcentaje de tu tráfico que realiza dicha acción o bien qué porcentaje completa un formulario o hace clic en un botón específico. 

Lleva un registro de tus tasas de conversión más relevantes y observa cómo cambian a lo largo del tiempo, en función de los cambios que realices. Recuerda que cada cambio que realizas en tu sitio web puede afectar estas dimensiones, por lo que vale la pena verificar cada modificación y cómo funciona antes de aplicarla. 

Share your thoughts

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.