4 Errores de Administración/Optimización en Google Adwords

A la hora de administrar y optimizar campañas de Google Adwords, muchas veces podemos incurrir en ciertos círculos viciosos o habitos rutinarios pensando que mejorarán los resultados de las campañas cuando en realidad lo más probable es que estén empeorándolos.

1) Perder la perspectiva

Es muy difícil encontrar dos cuentas donde las distintas variables sean tan similares que podamos aplicar las mismas reglas generales o procedimientos de administración/optimización, sino que idealmente los mismos deben ser planteados de acuerdo a la situación particular de cada cuenta.

Perder la perspectiva e intentar aplicar exactamente las mismas lógicas de trabajo en cada una de las cuentas que administramos suele derivar casi siempre en peores resultados para el cliente.

2) Sobre-Optimizar

Hay muchos factores que pueden influir en los resultados de un periodo de tiempo específico, desde variaciones en el mercado y competencia, hasta inclusive la “mala suerte” (por llamarlo de alguna forma) de que por un par de días o semanas obtengamos tráfico que tal vez no sea de la mejor calidad.

La reacción común frente a este tipo de situación suele ser entrar a la cuenta de Adwords y realizar varios cambios que creemos convenientes hasta que los resultados se normalicen.

Generalmente los resultados se normalizarán, pero en pocas ocasiones debido a los cambios realizados, en la gran mayoría de los casos los resultados se normalizarán porque el mercado , competidores, etc. volvieron a la normalidad.

Realizar demasiadas “optimizaciones” sobre una cuenta simplemente porque los resultados variaron por un periodo corto de tiempo suele ser una pérdida de tiempo.

El tiempo puede ser aprovechado mucho mejor si analizamos la situación general y nos concentramos en realizar pocos cambios de alto impacto antes que muchos cambios solo por “tranquilizarnos” a nosotros mismos o al cliente.

3) Concentrarse en ayer, hoy o mañana

Este tercer punto está estrechamente relacionado al punto anterior, concentrarse en periodos de tiempo muy pequeños como “ayer” u “hoy” para la toma de decisiones suele acompañarse de malos resultados.

Ver los resultados que tuvieron nuestras campañas en el día de ayer es útil para mantenernos informados sobre la situación actual de las campañas y asegurarse que no haya ocurrido ningún error o problema grave, sin embargo esos datos no deben ser utilizados por si solos para tomar decisiones de optimización.

El círculo vicioso de tomar de decisiones sobre periodos de tiempo cortos resultará tarde o temprano en más tiempo perdido para el profesional y peores resultados para el cliente.

Lo ideal es tomar decisiones analizando periodos de tiempo estadísticamente representativos, dependiendo del tamaño de la campaña que estés analizando este periodo puede ser de algunas semanas o inclusive meses.

4) Plantear objetivos equivocados

Es común que luego de plantear objetivos de CPA o CPL máximo para una campaña determinada, a primera vista puede parecer que una campaña es un éxito, sin embargo los resultados reales para el cliente no sean tan buenos como parecen.

Esto suele suceder porque los leads generados son de baja calidad, o las ventas logradas son de bajo valor total.

Es importante fijar objetivos de CPL y CPA para las campañas que administramos, pero en lugar de fijar objetivos de CPL o CPA muy estrictos es mucho mejor plantear objetivos más generales como Valor por Visita o Retorno a la Inversión Publicitaria.

Share your thoughts

CommentLuv badge

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.